Cómo prevenir y aliviar la retención de líquidos y sus síntomas. Cómo nos ayuda la práctica del yoga

Cómo prevenir y aliviar la retención de líquidos y sus síntomas. Cómo nos ayuda la práctica del yoga
Durante el periodo de gestación, el cuerpo de la mujer sufre numerosos cambios, entre ellos el aumento de retención de líquidos. Los síntomas: una molesta sensación de pesadez, fatiga e hinchazón de piernas y tobillos, aunque puede aparecer en otras partes del cuerpo, como las manos o la cara.

Las causas son varias: los cambios hormonales, el aumento de la circulación de líquidos que hace que los riñones tengan que trabajar más duro, el aumento del contenido de glucosa en la sangre y la compresión que ejerce el útero durante los últimos meses sobre los vasos sanguíneos lo que dificulta el retorno venoso de las extremidades inferiores al corazón. 

Estos síntomas son más frecuentes en el último trimestre y aumentan con el calor o si permanecemos mucho tiempo de pié o quietos. Suelen padecer más las mujeres que por algún trastorno renal o circulatorio como las varices tienden a acumular más líquido.

Como prevenir y aliviar la retención de líquidos y sus síntomas. Como nos ayuda la práctica del yoga.

-Algunos hábitos saludables

  • Caminar 20-30 minutos diarios
  • Evitar  permanecer de pie o sentada por un largo periodo
  • Cuidado con el sol y los baños calientes
  • Utilizar calzado y ropa cómoda
  • Dormir de lado, preferentemente sobre el costado izquierdo, ya que favorece el flujo sanguíneo entre el corazón y las extremidades inferiores. Apoyar la pierna que está arriba doblada en un cojín.
  • Beber abundante líquido durante todo el día (al menos 2 litros)
  • Limitar el consumo de sal
  • Incorporar a la dieta alimentos ricos en potasio como las espinacas, el calabacín y los champiñones, las patatas y las legumbres, o las frutas como el plátano, la piña y el albaricoque.

La práctica del yoga es de gran ayuda para prevenir y aliviar todos los síntomas relacionados con el exceso de retención de líquidos. A continuación presentamos algunas de las posturas que se recomiendan.

Baddha Konasana

Entre todas las posturas de yoga recomendadas durante el embarazo, Baddha Konasana encabeza la lista. Tonifica los riñones y la región pélvica y libera el sistema respiratorio. Además de sus muchísimos beneficios que no vamos a enumerar en esta ocasión, la práctica regular de esta postura corrige la compresión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos de la pelvis, mejorando la circulación y evitando la retención de líquidos.

Virasana

Vira significa valiente, heroico. Esta postura nos brinda coraje, previene y alivia hinchazón, la fatiga y el dolor en las piernas así como las molestas varices. La práctica regular de virasana mejora la función de los riñones  y reduce la presión arterial causada por trastornos renales.

Viparita Karani Mudra

De acuerdo con las escrituras de yoga, en esta postura, el ombligo permanece en alto y el paladar permanece abajo. Se considera que el sol existe en el ombligo y la luna en el paladar. Esta es posición inversa del sol y la luna. Viparita Karani Mudra tiene un efecto calmante muy importante. Entre sus muchos beneficios, si practicamos esta postura de forma regular, eliminamos la retención de líquidos y de esta forma prevenimos y aliviamos hinchazón de piernas.

***Se recomienda acudir a un profesor de yoga certificado y con experiencia