Quién soy

imagen de pilar con su hijo

Pilar Lozano Galarza, profesora de yoga formada y certificada por el método Iyengar. Nacida en Las Palmas, realicé mi formación como profesora de yoga Iyengar en el Instituto de Yoga Iyengar de Amsterdam, uno de los centros de formación de Yoga Iyengar más grandes y reconocidos a nivel internacional y dirigido entonces por un gran maestro Clé Souren, que en paz descanse, figura clave dentro del Yoga Iyengar en los Países Bajos.  En este mismo centro impartí clases y tuve la oportunidad de colaborar como profesora asistente de Delilah King, esposa de Clé Souren. Además tuve la gran fortuna de estudiar con otros grandes maestros de Holanda, Annemieke PostCharles HondBerber Schönholzer y Rembert Petrus.

He participado en varios congresos de Yoga con Geeta S.  Iyengar en Alemania e Inglaterra y en numerosos seminarios de Yoga organizados por la Asociación Nacional de Yoga Iyengarde los PaísesBajos, entre otros con Lois Steinberg en 2010. Continué mi formación como profesora en el Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute, en Puna, India, donde estudié con Geeta S. Iyengar  y Prashant S. Iyengar.  También en Puna estudié con profesores senior del Ramamani Iyengar Memorial Institute entre ellos Navaz Kamdin y Abhay Javkhedkar. Con este último pude asistir en sus clases de terapia y clases para niños que recuerdo con mucho cariño. A mi vuelta de India y siguiendo mi interés por los niños, decidí diplomarme como profesora de yoga para niños por la Academia JIp & Jan de los Países Bajos.

Regreso a mi tierra natal, Gran Canaria, en julio del 2010, después de 16 años en los Países Bajos. Desde entonces sigo formándome asistiendo regularmente a:  -convenciones anuales de la AEYI (Asociación de Yoga IYENGAR española) con profesores del Ramamani  Iyengar Memorial Yoga Institute de Puna;  -intensivos con profesores senior de la AEYI como José María Vigar, Patxi Lizardi y Monchi Nozaleda; -seminarios y congresos para profesores: -congreso de Yoga Iyengar sobre el Estrés y la Ansiedad, AEYI, 2014;  -seminario sobre el uso del yoga como herramienta terapéutica impartido por Stephanie Quirk, 2015; -congreso de Yoga Iyengar sobre la Escoliosis, Corine Biria, 2016; -seminario sobre el yoga para la salud de la espalda, seminario sobre el yoga para la salud de la mujer, seminario sobre el yoga Iyengar para niños, 2019,  impartidos los tres por Bobby Clennell en Inglaterra. Continúo formándome con mis alumnos que son mis grandes profesores, con mi propia práctica y con el día a día. 

Mi experiencia como profesora de yoga comenzó en Holanda donde impartí clases en centros de yoga, centros de deporte y empresas. Desde mi vuelta a Las Palmas he continuado impartiendo clases regulares a diversos grupos de adultos, niños y embarazadas. Además de las clases semanales organizo e imparto regularmente intensivos, monográficos y talleres de yoga restaurativos. Recientemente he puesto en marcha un proyecto para la salud del suelo pélvico en colaboración con la uróloga Diana Mejías. Durante estos últimos años he participado como profesora en diversos proyectos de formación: 

  • Concejalía de Igualdad, Ayto. Las Palmas, Seminario de Yoga Terapia para mujeres víctimas de la violencia de género, 2016
  • Concejalía de Educación, proyecto novedoso que combina el yoga y el ajedrez para los centros de educación primaria en colaboración con Juan Ramón Jerez, profesor de ajedrez, 2017
  • Por tercer año consecutivo participo como docente en los seminarios de la ULPGC, para la Asociación de Peritia y Doctrina en el programa de seminarios deYoga para mayores, 2017-2019

Para mí el yoga fue un gran descubrimiento al que estoy profundamente agradecida. Gracias al Yoga aprendo día a día las claves para sentirme mejor y ser mejor persona. El yoga me ha enseñado que la felicidad plena es posible. La felicidad plena para mi es aquella que es incondicional, que brota de lo más profundo de nuestro ser como una fuente inagotable. Es esa felicidad que no depende de las circunstancias que nos rodean, que no teme perder, aquella felicidad que depende tan solo de nuestra actitud. La práctica del Yoga me ha enseñado a confiar en que tenemos siempre a nuestro alcance una gran llave maestra. Depende de nuestra práctica aprender a manejarla.